Santander vende control de bienes raíces de Popular a Blackstone

La decisión del organismo líder de la UE permite concluir el plan de salvamento del Banco Popular, aprobado el pasado 7 de junio, que se basaba en un régimen propuesto por la Junta Única de Resolución (JUR), y después de que el Banco Central Europeo (BCE) lo calificara como "una entidad inviable o con probabilidad de serlo".

Ambos prestan servicios de banca comercial y de inversión mayorista y minorista, así como servicios de seguros en España y Portugal.

En un comunicado, el Banco Santander explica que la sociedad citada estará participada mayoritariamente por Blackstone (51 %) y por el propio Banco Popular (49 %).

La transacción implica la creación de una sociedad a la que el Popular traspasará activos con un valor bruto contable agregado de unos 30.000 millones de euros.

La valoración atribuida a los activos en España (inmuebles, créditos y activos fiscales, sin incluir Aliseda) es de aproximadamente 10.000 millones de euros (11.740 millones de dólares), según el Santander. Teniendo en cuenta esta valoración, sujeta a cambios en función del volumen de activos remanente a la fecha del cierre y de la integración de Aliseda, el valor de la participación de control con la que se hace Blackstone ronda 5,100 millones de euros. Su misión es organizar la quiebra ordenada de los bancos en dificultades de la zona euro, haciendo que la carga financiera recaiga en el sector bancario. E l Ejecutivo europeo, aval de la competencia en la Unión Europea (UE), "concluyó que la operación no suponía un problema de competencia en el Espacio Económico Europeo", dijo la Comisión en un comunicado, en referencia a los 28 Estados miembros más Islandia, Liechtenstein y Noruega.

El pasado 7 de junio Santander anunció la compra de Popular por el precio simbólico de un euro para evitar su desplome ante los galopantes problemas de falta de liquidez por los que atravesaba.

Edition: