Podría sancionar a más venezolanos ligados a Maduro

Chile y Bolivia fueron los primeros países de la región en condenar la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de impulsar una intervención militar en Venezuela.

Según Trump, la gente en el país petrolero "está sufriendo y están muriendo" en medio de la profunda crisis política y económica.

"Es un acto de locura, es un acto de supremo extremismo".

Trump ha defendido el jueves enfáticamente su promesa de "fuego y furia" contra Corea del Norte por su carrera armamentística.

Pero Pahon acotó que "el Ejército realiza planes de contingencia para distintas situaciones".

El margen entre el sí y el no fue mínimo.

El canciller Jorge Arreaza llamó a una rueda de prensa para este sábado.

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega indicó que se une "al clamor de los pueblos de nuestra América caribeña, que exigimos paz y unidad". "Debe saberlo el imperio norteamericano", amenazó.

Incluso dijo haber instruido a su canciller para que gestionara un diálogo con Trump.

Washington y Caracas, que retiraron a sus respectivos embajadores en 2010, mantienen sin embargo vínculos económicos y comerciales, principalmente en la industria petrolera.

Las declaraciones de Trump tienen lugar tres días después de que el Tesoro estadunidense impusiera sanciones contra Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), y otros siete funcionarios por impulsar la Constituyente.

"O bien Maduro decide que no tiene futuro y quiera marcharse por voluntad propia o logramos que el Gobierno revierta sus procesos y regrese a su Constitución", dijo.

Los miembro del Mercosur rechazaron el empleo de la fuerza como vía para "reestablecer el orden democrático" en el país chavista.

La economía del país también se ha hundido, lo que resulta en la escasez de alimentos y medicamentos, mientras que muchos residentes viven en extrema pobreza.

"Agradezco la solidaridad y el reconocimiento de los países que participaron este #08Ago en la cumbre de cancilleres de Lima", escribió en Twitter Ortega, cuyo cese fue la primera medida tomada por una Constituyente, que la exfiscal ha denunciado como fraudulenta y como un instrumento para instaurar el totalitarismo en Venezuela.

Edition: