Yulimar Rojas ganó oro en salto triple del Mundial de Atletismo 2017

"Sé que puedo batir el récord mundial algún día".

Registrarme a las Alertas de Urgente24.

La polaca Anita Wlodarczyk, doble campeona olímpica y única martillista que ha superado los 80 metros, -esta vez con 77m 99cm- no tuvo mayores problemas para sumar su tercer título mundial consecutivo, prolongando su racha ganadora a 41 competencias.

Rojas consiguió una distancia de 14,91 metros, en su quinta incursión, superando por dos centímetros a Ibargüen, quien marcó 14,89 metros en el tercer intento y que en su última tratativa solo llegó a 14,88. "Esta noche no voy a poder dormir", agregó a la hora de haber triunfado y conseguir esta nueva medalla. "Mi pelo verde es una promesa y también quería cambiar, no sé, poner algo alocado". En este turno la colombiano se apuntó 14.80.

"Necesitamos más pistas para que el atletismo surja y que tengamos más atletas liderando en el ámbito mundial", insistió Rojas. La atleta de Kazajistán fue hasta hace poco la principal rival de Ibargüen; en los Juegos Olímpicos de 2012 le ganó la medalla de oro a la colombiana. Yo estoy muy orgullosa de ella. Quiero hablar de lo que pasó aquí y de esta medalla histórica para Venezuela, sentenció.

Las dos medallistas venezolanas son el presente y futuro del atletismo de Venezuela, y desde ya apuntan a cosechar más podios en los JJOO de Tokio 2020. "Ahora vamos por un oro". En 2016, tras lograr una marca de 14,41 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo en pista cubierta, efectuado en Portland, Estados Unidos. Mi país siempre me apoyó, siempre se preocupó de que yo me sienta bien. "Puede seguir reinando por muchos años", ha dicho Ibargüen tras la competición.

"Es chévere que el nivel sudamericano sea tan alto en esta prueba".

Para el cuarto salto el podio se mantuvo, Caterine obtuvo 14,80; Yulimar 13,69 y Olga 14,32.

La venezolana, adelantó a la tres veces campeona con su segundo vuelo, de 14,82.

Yulimar Rojas ganó la medalla de oro en el salto triple en Londres. Espero seguir dándoselas. Aún queda Yulimar para rato.

Edition: